Cintas para caminar y correr

Concé los distintos tipos de cintas motorizadas y comprá el que mejor se adapte a tus necesidades.


Encontrá la cinta que estás buscando

Encontrá tu momento. No dejes de entrenar.


Las mejores cintas para correr eléctricas.

Comprá la máquina de correr que mejor se adapte a tus necesidades y no gastes de más.

Si te interesa caminar

Si te interesa caminar

Los modelos más económicos son equipos pensados fundamentalmente para esto. Son equipos compactos, con estructuras más reducidas y motores más pequeños.

Arrancás por modelos como la Randers Arg-313 o la Athletic 16T. También podríamos mencionar la Randers arg-300.

Son buenas opciones si tenés poco espacio, y no te interesa correr. La superficie de la banda, que es donde se pisa, es más compacta. Más corta y más angosta. Esto es lo que hace que esté pensada para caminar.

Cuando uno camina, los pasos son más cortos. Cuando uno corre, al ir en velocidad, el largo de la zancada es cada vez mayor. Esto hace que se necesite un mayor largo de banda para poder realizar el ejercicio con comodidad.

Hay que tener en cuenta que la superficie útil requerida va a depender no solo de la velocidad a la que uno quiera realizar el ejercicio, sino también en función a la altura del usuario. Por ejemplo, para personas de 1.9 mts de altura, una cinta con un largo de 1 mt como las que recién te mencionamos, probablemente resulten incómodas para caminar. Es decir, las características técnicas de la máquina tienen que ser acordes a las características y pretensiones del usuario.

Estos equipos tienen motores más pequeños y ofrecen menos funciones adicionales. No tienen programas preestablecidos de trabajo, y no tienen posibilidad de variar la inclinación.

Si pasas a una categoría superior, vas a encontrar equipos de dimensiones similares, pero que comienzan a ofrecer alguna de estas funciones extras. Modelos como la Randers Arg-406, Randers Arg-408 o la Athletic 390T, te permiten variarla pendiente de la cinta de forma manual y cuentan con programas.

Caminar y Trotar

Cintas de caminar y trotar.

Si querés trotar, sería recomendable empezar por modelos como la Randers arg-462, la Randers arg-472  ¿Por qué? Porque son  modelos económicos, dentro de su gama, que gracias a su largo de banda de 1.2 mts, te van a permitir trotar con comodidad.

Otra opción sería la Athletic 530t, un modelo con una estructura sólida apta para usuarios de hasta 120kg.

Nuevamente, hay que tener en cuenta la altura del usuario. Yo mido 1.83mts y me resultan cómodas todas estas opciones. Para personas de más de 1.9 probablemente les resultará incómodo. Es por esto que la velocidad, la superficie útil y las características físicas del usuario son dos cuestiones a considerar.

Estos son modelos compactos, pero cómodos para trotar y que permiten variar la pendiente de forma manual. Es decir que se puede modificar los grados de inclinación de la superficie sobre la que se camina. Básicamente consiste en caminar en una llanura o en un terreno ascendente.

En los modelos con inclinación manual, lo que se hace es, antes de comenzar el ejercicio, mover las patas traseras de la máquina, de forma de darle la pendiente con la que queremos trabajar.

¿Querés correr?

Cintas de correr plegables

Cada uno de estos modelos tiene mucho para ofrecer. Van variando su superficie útil, motores, velocidad final, sistemas de amortiguación, programas integrados de trabajo, vinculación con distintas aplicaciones.

Lo que tenés que hacer es buscar que equipo se adapta a tus necesidades. No tiene sentido comprar un equipo que te permita correr a 18km/hs si lo que querés hacer es caminar. Tampoco te convendría comprar un equipo que se puede conectar con aplicaciones de fitness, si nunca las vas a usar.

Mirá los distintos modelos, de los más simples a los más complejos. En cualquier momento podés hacernos tu consulta, y  a la brevedad te estaremos respondiendo.

Dale clic si querés saber sobre el mantenimiento de estos equipos. Cómo lubricar una cinta para correr con motor, dónde comprar silicona líquida para cintas de correr,  qué lubricante se recomienda y cuándo aplicarlo.

Si nunca has utilizado este tipo de equipos podes ver nuestro artículo donde te explicamos como se usan las cintas caminadoras eléctricas. 

Elegí según el precio de la cinta para caminar

¿Querés saber cuanto cuesta una cinta para caminar? Mirá las distintas opciones por rango de precio.

Hasta $60.000

Entre $60.000 y $140.000

Más de $140.000

Cintas Motorizadas 

¿Buscas algún modelo en particular?

Cintas con inclinación electrónica

Con inclinación electrónica

Cada uno de estos modelos tiene mucho para ofrecer. Van variando su superficie útil, motores, velocidad final, sistemas de amortiguación, programas integrados de trabajo, vinculación con distintas aplicaciones.
Lo que tenés que hacer es buscar que equipo se adapta a tus necesidades. No tiene sentido comprar un equipo que te permita correr a 18km/hs si lo que vos querés hacer es caminar. Tampoco te convendría comprar un equipo que se puede conectar con aplicaciones de fitness, si nunca las vas a usar.

La inclinación electrónica permite variar la pendiente mientras se realiza el ejercicio. De esta forma es posible lograr una mayor intensidad en el ejercicio, ya que no será lo mismo caminar en la llanura que en una colina.

Cintas Plegables

Cintas motorizadas plegables

La mayoría de los modelos de maquinas de correr eléctricas de uso hogareño son equipos plegables. Esto te permitirá reducir el espacio que ocupan cuando no están siendo utilizados.

¿Cómo plegar la cinta para correr eléctrica?

Correr en cinta es una buena alternativa para entrenar en casa, pero las dimensiones de este tipo de equipos puede ser un problema. Los modelos plegables son una buena alternativa cuando contamos con poco espacio.

Los sistemas de plegado y desplegado son variados. Por líneas generales podemos dividirlos entre aquellos que tienen y los que no tienen un sistema hidráulico:

  • Las cintas para correr de mayores dimensiones suelen tener un amortiguador que reducen el esfuerzo al momento de plegar la tabla. Este amortiguador por líneas generales permite que el desplegado se realice de forma automática sin necesidad de intervención del usuario, más allá de su activación.
  • Las máquinas de correr más pequeñas, al ser más livianas, no suelen incluir este amortiguador. La tabla debe ser trabada de forma manual tanto cuando se pliega como cuando se despliega (antes de realizar el ejercicio).

Más allá de esta clasificación, hay que tener en cuenta que hay una gran variedad de modelos y puede que existan diferencias en sus sistemas de plegado.